El Estado Sin Derecho: Resumen de los primeros resultados (II). Las JEC

enero 29, 2013 § Deja un comentario

“Si, si, todo eso que explicas está muy bien pero, ¡¡¡pruebas, dónde están las pruebas!!!”, debéis estar pensando.

Porque las evidencias teóricas de que no estamos en un Estado de Derecho, de que es un simple teatrillo de guiñol para tener tranquilas a las masas (nosotrxs) mientras un grupo de privilegiadxs se forra explotándonos, robándonos, oprimiéndonos y hasta matándonos, las conocemos todxs (excepto algunos seres cuya iluminación no les permite ver los mezquinos asuntos terrenales). Bueno, es broma, porque la triste realidad es que existe una gran mayoría de personas que aún creen en el papel de padre/madre bondadosx y benefactorx que cuida de sus criaturas que somos nosotrxs. Y la realidad de ese Estado benefactor, es que se parece bastante más a la madrastra de Blancanieves o la Cenicienta (¿por qué siempre ponen como malas a las madrastras?).

Bien, volvemos a recordar por enesimamil vez, que tenemos abiertas 3 vías judiciales sobre diferentes aspectos de nuestra (presunta) “democracia”, y que en este resumen vamos a analizar separadamente lo que hemos aprendido en cada caso sobre nuestro Estado Sin Derecho.

La primera actuación judicial se refiere a aspectos de la partitocracia y de como nos manipulan sin que nos demos (demasiada) cuenta. Aunque debemos decir que, comparativamente con los otros dos aspectos, este tiene un carácter “anecdótico”.

Los hechos se refieren a la laxitud y permisividad (colaboracionismo o sumisión serían más ajustados) de los poderes del Estado para con los Partidos Políticos (fíjate!!! las mismas siglas que PP!!) y en consecuencia, con nuestrxs (presuntxs) “representantes”. Se centra en el proceso electoral de Noviembre de 2011 que dió la victoria al PP, pero podría haber sido cualquier otro. En este proceso denunciamos la existencia de propaganda electoralen los locales electorales, hecho expresamente prohibido  (“propaganda electoral de ningún género”, textualmente) por la ley y que además constituye un DELITO ELECTORAL tipificado y denunciable. En este caso presenté la denuncia en un primer momento, tal y como establece la Ley, en la propia mesa electoral donde ejercí esa cosa que llaman “derecho  participar en los asuntos del estado” y que en realidad sólo supone introducir un papel que pone “vale por un euro”, en el caso de votar a un partido mayoritario, claro, si no significa simplemente que han talado un árbol sólo para reírse un rato de ti.Uy, perdonad que me se va la olla. Bueno, la cuestión es que puse la denuncia que fue debidamente firmada y sellada por el presidente de la Mesa Electoral correspondiente.

Pero, ¿como es posible que haya propaganda electoral en los locales, si está prohibido Y NADIE SE DE CUENTA? os preguntaréis acertadamente. Bueno, porque nadie es consciente de tal propaganda, saben jugar bien con la psicología: Si algunas vez os fijais CONSCIENTEMENTE cuando vayais a votar (si es que alguien quiere volver a participar en una estafa semejante, cada cual es libre) fijaros que lxs interventorxs y apoderadxs de los partidos políticos que vigilan el proceso electoral llevan unas acreditaciones nada discretas, de vivos colores, con los anagramas y siglas de sus respectivos partidos (los mayoritarios, por supuesto) y de un tamaño aproximado de 20×10 cm (discretísimas). Suelen llevar además carpetas también de sus partidos en las cuales llevan papeles (¿¿necesitan llevar los papeles en carpetas de su partido o podrían usar carpetas neutras??), o bien usan para abanicarse o simplemente para llevarlas bien visibles. Total que os están metiendo propaganda hasta el momento en que votais y no os enterais. Evidentemente los partidos intentan que hayan muchísimos interventores de los suyos, para que el anagrama que veas (aunque tu no te des cueeeen pecadalx de la pradera!!!) sea el suyo.

“Hombre, estás siendo un poco estricto”, pensareis, “tampoco es para tanto”. Pues si así lo creeis, comparad este hecho con otras resoluciones de la JEC, en esas mismas elecciones: Prohibición a votantes  y miembros de mesa a llevar camisetas con lemas considerados reivindicativos (por ejemplo contra los recortes, a favor de la huelga, a favor del M15M…) aunque no hagan refereencia a partidos políticos ni pidan el voto. Si una camiseta es propaganda electoral (y más si no se refiere a ningún partido), una carpeta o una acreditación que SI son referidas a un partido concreto Y QUE NO ES NECESARIO LLEVARLAS, lo son aún más. No, no estoy exagerando. Es más, en esas mismas elecciones la JEC simplemente amonestó al president de Ses Illes Balears, el “Sr.” Bauzá, que PIDIÓ EL VOTO para su partido en medio de la jornada electoral. Estos hechos figuran también en mi demanda.

¿¿No creéis que existe una doble vara de medir y que no beneficia precisamente a lxs ciudadanxs?? Vaya, parece que, una vez más la Ley no es igual para todxs, pero para que alguien no vaya diciendo “pues si crees que hay un delito, lo denuncias” argumento típico de los neoliberales, pues esta vez fuí y lo denuncié.

Pues bien, todos estos hechos fueron llevados al Juzgado de 1ª Instancia, denunciando a las JEC por prevaricación por NO SÓLO PERMITIR, SINO ALENTAR ESE DELITO. Como es evidente, ni la Juez ni el Fiscal apreciaron delito, argumentando que era doctrina consolidada de las JEC que se podían portar esas cosas (lo cual ni siquiera es totalmente cierto). Pero además ese argumento es el equivalente a poner en libertad a un ladrón pillado con las manos en la masa argumentando QUE EL LADRÓN HA ROBADO SIEMPRE y por tanto no se le puede castigar por robar. Un argumento bien curioso ¿no?

Es decir, que en primera instancia, el poder judicial ni se molestó en investigar si pudo haber un delito.

Nuestra demanda se rechazó 3 veces (fíjate, como el san pedro al cristo), en primera instancia, en recurso de reforma ante el mismo juzgado y, finalmente, en el recurso de apelación ante la Audiencia Provincial. Estas últimas dijeron que no habían indicios o pruebas de que se hubiera cometido ese delito, CUANDO EN LA DEMANDA EXPUSE CLARAMENTE QUE HABÍA HECHO FOTOS (fotos que por otro lado no son nada difíciles de conseguir en internet). La Audiencia Provincial además me condenó al pago de las costas judiciales. Por meterme donde no me llaman.

Es decir, que si alguien denuncia un presunto delito de la Administración, NI SIQUIERA SE INVESTIGA, y encima se multa (aunque ellxs no le llamen así) al denunciante si insiste en que se investigue. Todo ello muy de “Estado de Derecho”.

Pero ¿se comportarían todxs lxs jueces igual que las 4 jueces que me han tocado “en suerte”? En principio debería aplicar el principio de presunción de inocencia, otorgándoles el beneficio de la duda. Pero desgraciadamente los hechos , no sólo en este proceso, me demuestran lo contrario, por lo que debo concluir que si, que se comportarían igual. Además, si ellxs no me otorgan la presunción de inocencia a mi (o lo que es lo mismo, no defienden ni lo intentan, mis derechos, aplcándome el castigo del pago de las costas, no solicitarme las pruebas, admitir la prevaricación continuada como prueba de defensa…) ¿por qué debería otorgársela yo? Por tanto, la conclusión es que todxs lxs jueces (con pequeñas excepciones que confirman la regla) prevaricarían cuando se enfrentan al poder, precisamente porque no se enfrentan a él o forman parte del mismo.

Y en este caso concreto, ¿a qué puede ser debida tal prevaricación gremial? En primer lugar, porque a nadie le gusta buscarse problemas, y enfrentarse al poder supone inevitablemente buscarse problemas: posibilidad de sanciones o expedientes, ralentización o paralización en los ascensos en la carrera judicial, etc. Si existiera una independencia real entre poderes, unx podría confiar en que lxs jueces se enfrentasen al poder, sin miedo a represalias, pero como ya sabemos, no es así. Pero, oiga, eso no es culpa de la ciudadanía, que somos en última instancia qienes siempre pagamos el pato. Los problemas los genera el poder político, con sus leyes injustas o ambiguas, o incompletas, mal elaboradas, el favorecer a las élites. Por tanto el poder judicial se convierte e cómplice del poder político a la hora de oprimir alx ciudadanx. Si no querían problemas, que se hubieran buscado otro oficio.

Por otro lado, a diferencia de los siguientes casos que expondré, no se les puede achacar “problemas ideológicos”, ya que de las 3 jueces de la Audiencia Provincial, una pertenece a “jueces por la Democracia(?)” y otra (a confirmar, no tengo suficientes datos), tendría marcado carácter progresista. Es decir, que ni siquiera son jueces conservadorxs, deberían estar del lado de los principios democráticos y de justicia universal que dicen defender.

Sin embargo, en este caso concreto, estoy poniendo en evidencia todo el sistema partitocrático, puesto que denuncio que TODOS los partidos MAYORITARIOS realizan tal propaganda. Ah, con la iglesia hemos topado, que no se puede denunciar a todos.

Pero el caso es que a quien denuncié, a pesar de que eran quienes realizaban la propaganda, no era a los partidos, sino a la Junta Electoral Central (JEC), por permitirlo y alentarlo. Y ¿ssabéis quuienes forman las Juntas Electorales? LXS PROPIXS JUECES. Es decir, que esas jueces que juzgan el caso, YA HAN FORMADO PARTE O FORMARÁN PARTE DE ALGUNA JUNTA ELECTORAL. Por tanto es evidente, que si me dieran la razón, estarían reconociendo la prevaricación continuada de TODO SU GREMIO. Gremialismo, taparse las miserias unxs a otrxs, endogamia…¿Quién juzga a lxs que juzgan? Lxs propixs que juzgan, mu bonico…independencia, separación de poderes, tutela de los derechos, derechos en si mismo…TODO UNA GRAN FARSA.

Bien, ya acabo este proceso, comentando que lo hemos abandonado, puesto que ya se ha demostrado lo que se quería y en el caso de recurrir al TS, comenzaría a pagar tasas, depósitos, más costas judiciales y no tengo tanto dinero, no puedo financiarlo (otra cosa muy del “Estado de Derecho”), a parte de que, como ya hemos dicho, este caso comparativamente a los otros dos, es meramente anecdótico, una simple prueba más.

Continuaré en el siguiente artículo con la DEMANDA AL PP.

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El Estado Sin Derecho: Resumen de los primeros resultados (II). Las JEC en El Estado sin Derecho.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: